28 May

UNA HISTORIA DE SUPERACIÓN

El trabajo de los equipos professionales de la Fundación REIR y de l’Asociación REIR, nos permiten compartir con todos y todas vosotras una de aquellas historias de superación y crecimiento personal y profesional de uno de los y las jóvenes del programa de Mentoria que gestionamos en colaboración con ayuntamiento de Canovelles.

Abdou es un joven que participa del programa de mentoria de la Fundación REIR. El proceso que está realizando este joven, nos hace sentir muy orgullosos y sobre todo, nos está dando una lección de cómo los deseos y los sueños se pueden cumplir incluso cuando las condiciones son realmente adversas y no se dispone de recursos económicos.

El sueño de Abdou era poder trabajar en el Hospital de Granollers ayudando y colaborando desde su formación como auxiliar de enfermería en esta crisis sanitaria.

Un afán por ayudar que se despertó en un momento de pico de la pandemia. Abdou luchó por una oportunidad que acabó con Abdou formando parte del magnífico equipo de profesionales del Hospital de Granollers.

Abdou decidió dejar todo lo que había conseguido hasta ese momento, renunciando a una cierta comodidad y calma personal, familiar y social, para embarcarse en un proyecto de ayuda a los demás que comportaba una situación de riesgo para su salud.

Abdou meditó y reflexionó sobre sus deseos y sobre sus renuncias, también sobre los riesgos que suponía la decisión pero lo tuvo claro y decidió embarcarse en un nuevo proyecto que iba a cambiar su vida.

En el mes de abril, se alojó en el hotel para sanitarios que se abrió en Granollers con motivo de la saturación de los servicios hospitalarios, preparó una maleta y dejó a su familia y su casa para empezar una aventura que a día de hoy nos sugiere un ejemplo de cómo jóvenes, inmigrantes y con escasos recursos, también pueden cumplir sus sueños. y contrinuir de manera positiva i solidaria a la comiunidad a la que ya pertenecen.

Hoy 25 de mayo, Abdou nos envía fotos y videos de su nuevo piso, imágenes que emocionan al equipo de mentoria, conscientes de que representan simbólicamente el esfuerzo de renuncias y conflictos personales por los que Abdou ha tenido que transitar estos dos últimos meses. No son los muebles, las habitaciones o los servicios bàsico de un hogar: Són imagenes que ponen palabras, emociones, senitmientos y logros a un proyecto laboral y personal que se está completando. Sueños y deseos que se pueden conseguir sena cules les sean las adversidades que nos encontremos. ¿Si Abdou ha logrado cumplir su sueño, porque no lo pueden lograr el resto de jóvenes? Con un buen acompañamiento, basado en el respeto, la confianza, el vínculo y el empoderamiento, el mentoraje puede ayudar a muchos jóvenes como Abdou.

Felicidades Abdou.

 

Comparteix