24 Nov

”Porque tenemos el derecho de ser niñas y mujeres libres”.

La violencia machista no es un hecho excepcional. Las mujeres que han sufrido una situación grave de violencia machista en Cataluña es del 25,3%, y si contabilizamos también las mujeres que en Cataluña han tenido experiencias de esta violencia más leves o puntuales, el porcentaje de afectadas llega hasta el 50,7%. Se trata de una situación tan extendida como silenciada.

Hay muchas formas de violencia, dentro y fuera de la pareja: hay violencia física, económica, psíquica. Esta violencia no conoce edades, nivel educativo, clase social u origen; no hay sectores sociales libres de violencia, como no hay colectivos al margen de la lógica patriarcal, a pesar de que la violencia no se produzca de igual forma ni en la misma medida en todos los colectivos. Tenemos que sumar también, el riesgo de los hijos e hijas de las víctimas de violencia, puesto que en muchos casos conviven con ella o la sufren directamente.

Desgraciadamente, y como nos muestra el caso de “La Mandada”, los poderes y las políticas públicas, a menudo no responden adecuadamente a las necesidades de las mujeres en situaciones de violencia. Esta sensación hace que muchas mujeres no lleguen a denunciar ni tampoco a hacer uso de los servicios de atención especializada.

Desde REIR condenamos esta situación de desigualdad hacia las mujeres y nos adherimos al manifiesto unitario que conmemora el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres, el contenido del cual ha sido consensuado por la  Generalitat de Cataluña, las diputaciones y las entidades municipalistas.

Coincidimos en la necesidad de dar visibilidad, sensibilizar y luchar contra las violencias sexuales. Reclamamos también más prevención, para que la violencia no sea una opción válida en las relaciones de pareja; más recursos, y más soporte para que todas las mujeres en situación de violencia machista puedan romper el silencio y sal de ella; más profesionales especializados en la atención a hijas e hijos porque el futuro sea un país libre de violencia machista. ”Porque tenemos el derecho de ser niñas y mujeres libres”.

Comparteix