08 febr.

REFLEXIONES

 

REFLEXIONES ANTE EL DÉCIMO ANIVERSARIO

“Da tu primer paso ahora. No importa que no veas el camino completo. Solo da tu primer paso y el resto del camino irá apareciendo a medida que camines”.

Martin Luther King Jr.

Una frase fiel al camino de REIR. Ver y valorar, reflexionar y proyectar, dibujar y construir. Objetivos diarios de la entidad desde su creación. Cumplimos 10 años. Para muchos serán pocos (afortunadamente existen entidades más longevas) para otros suficientes, para algunos, muchos más de los que podían imaginar.  Para nosotros, más allá del número, son una ilusión hecha realidad que nos emociona, alegra y, porque no decirlo en voz alta, nos llena de un humilde orgullo ante el camino recorrido.Desde aquel 28 de junio del 2007, han estado diez años de una enorme intensidad y una cantidad ingente de horas, de implicación y complicidades, de alegrías y desengaños. Pero sobretodo, han estado largos años gestionando el agotador esfuerzo que significa trabajar para eliminar injusticias generando ideas, creando proyectos, buscando recursos y recorriendo calles, hogares y realidades que viven escondidas tras una sociedad que se había comprometido a no dejarlas existir, existen y desgraciadamente no parece vayan a dejar de existir.

Diez años también son un buen momento para la necesaria e imprescindible reflexión. Echar la vista atrás para tomar consciencia de los cambios producidos en la sociedad que nos rodea, de la aparición de nuevos colectivos en riesgo, de los cambios generados en los ya existentes, de los nuevos modelos de necesidades donde poder ayudar y de cómo todo ello ha afectado a la infancia en riesgo de exclusión social. Valorar nos permite dibujar nuevos caminos, nuevas formas de lucha contra la desigualdad de oportunidades, la falta de alimentación equilibrada, de un hogar salubre, del acceso a la educación…

Y mientras escribo estas líneas me viene a la memoria el recuerdo de cuatro personas sentadas un viernes por la tarde en la terraza de un bar ilusionándose en un proyecto para la comarca. Gracias Carol, Jordi y Miriam. Este proyecto, hoy en día tiene nombre: REIR. Y es que aquella idea se ha multiplicado de manera impensable en contenido, esos usuarios y usuarias iniciales ahora son más de 2.500 y ese primer municipio que nos ofreció su confianza, se ha convertido en 26.  Proyectos con infancia, inclusión en la comarca, propuestas actuales y futuras en alianza con grandes entidades de Cataluña o de cualquier punto geográfico, acotadas o perdurables en el tiempo. Acciones diversas y transversales para niños y niñas en riesgo de exclusión social de diferentes municipios donde hemos intentado llevar una sonrisa y acompañar a quien más lo necesita.

Y como bien dice la frase este camino no ha sido ni visto ni trazado. Ha ido creciendo de lo que nos dejaba ver la niebla a cada paso. Nos hemos hecho nuestra  cada demanda, cada propuesta, cada idea que ha llegado a nuestra puerta. La hemos construido, desarrollado y dotado de los recursos necesarios  para hacerla posible.

En  diez años son muchos los agradecimientos a realizar. Quiero destacar nuestro agradecimiento  a todos y cada uno de los magníficos profesionales y voluntarios/as de REIR, el alma de la entidad, por su compromiso para conseguir que seamos quienes somos; agradecer el apoyo de todas y todos los que nos seguís, apoyáis y colaboráis con nosotros y nuestras iniciativas. Pero sobretodo, agradecer a todos y cada una de nuestras usuarios/as,  la razón de ser de REIR, dejarnos ser testigos de cómo se pueden cambiar lagrimas por sonrisas.

Sí, sin tu apoyo, el tuyo, el tuyo y por supuesto tu sorinsa también, el sueño no habría sido realidad. Muchas gracias por hacer posible REIR.